Páginas

viernes, 8 de mayo de 2015

Los Cronocrímenes (Timecrimes)

vigalondo, cronocrimenes, timeline, línea temporal, explicación, timecrimes, viajes en el tiempo, time travel, película

¿Quién iba a decirnos que una de las películas más influyentes sobre viajes en el tiempo en los últimos años sería española? Salvo algún viajero en el tiempo, nadie, pero así es. La inteligente Los Cronocrímenes (Timecrimes, 2007) de Nacho Vigalondo, pese a no ser el éxito esperado, es una cinta de culto en todos los aficionados al género, y hasta los guionistas de Lost confesaron su inspiración en esta producción española.

Y qué tiene esta cinta que no tengan otras? Pues sin duda lo más interesante es cómo el personaje principal va cambiando a medida que avanza la historia y cómo sus acciones afectan a las distintas copias de su persona que pululan por la pantalla. Pero veamos a qué me refiero...

Como ya he comentado en otras ocasiones creo que cuando más se aprovecha el potencial de los viajes en el tiempo es cuando no existen universos paralelos, sino que toda la línea temporal es fija. Ya hemos comentado en el blog ejemplos como Doce Monos o Preguntas Frecuentes sobre Viajes en el Tiempo, pero una de las mayores diferencias con estas películas es que aquí el personaje principal, a medida que transcurre la historia, se ve obligado a realizar actos para que los hechos sucedan tal y como él sabe que pasaron.

vigalondo, cronocrimenes, timeline, línea temporal, explicación, timecrimes, viajes en el tiempo, time travel, película

Y es que, generalmente, en este tipo de historias nos encontramos que alguien viaja al pasado, bien para solucionar algo o para evitar que alguien interceda en él, y comprueba, no solo que no puede cambiarlo, sino que además está involucrado involuntariamente de alguna manera en los acontecimientos. Aquí, aunque hay algo de eso, es diferente.

Si bien en los primeros minutos Héctor intenta no interferir en la línea temporal, como suele ser habitual en estos viajes accidentales, pronto comprobamos cómo el personaje pasa a ser voluntariamente el principal catalizador de todas las acciones debido a los conocimientos parciales que tiene de éstas. De esta manera vemos cómo obliga a la chica a desnudarse, se ataca a él mismo en repetidas ocasiones, u obliga a meter a sus otras copias en la máquina del tiempo. Éstas situaciones le dan un toque tragicómico a la historia, lo que supone uno de sus mayores aciertos.

La otra gran diferencia es cómo varía la actitud del personaje en sus tres copias. Mientras Héctor 1 es una victima de unos acontecimientos que están fuera de su comprensión, Héctor 2 se convierte en un verdugo atrapado en un pasado que conoce parcialmente y Héctor 3 se comporta como un ser cuasi-superior por la ventaja que le da conocer prácticamente todos los hechos.

Por tanto, con Los Cronocrímenes, Vigalondo demostró que no es necesario crear una línea temporal compleja para realizar una buena película sobre viajes en el tiempo, y al timeline arriba trazado me remito. Con una buena evolución del personaje y los pequeños detalles que pueblan la película (la mesa, el teléfono, los prismáticos, la chica, las tijeras, los walkies, los coches, etc) el cineasta cántabro consiguió hacer que sea tan interesante como otras historias más complejas.

Podría comentar cada detalle con más precisión como he hecho en otras ocasiones, pero en este caso creo que lo más interesante es ver la película montada en orden cronológico, como podéis encontrar en la edición coleccionista en DVD de la película y de la que podéis ver un avance aquí abajo que os aclarará como comienzan los dos viajes en el tiempo que se producen en la trama.


Y a raíz de este montaje se me viene a la cabeza una idea, ¿por qué en las ficciones que conozco hasta la fecha se ha aprovechado tan poco la idea de que el protagonista de este tipo de relatos no sea el viajero en el tiempo? No es interesante también el punto de vista del científico interpretado por el mismo Vigalondo en ésta película? Tal vez en la secuela de El Retroceso nos llevemos una sorpresa.



Método de viaje en el tiempo: Una cuba con líquido blanco actúa como máquina del tiempo
Número de viajeros principales: 1
Número de viajeros secundarios: 0
Velocidad del viaje: instantánea
Universos paralelos: No
Universo inalterable: Sí
Viajes al pasado: Sí
Viajes al futuro: No
Complejidad: 4/5

2 comentarios:

  1. Acabo de ver la pelicula y es por esto que me puse a buscar este tipo de foro para que me aclaren un poco mas la trama porque me he quedado ido... (aclaro no lo leas si aun no has visto la Pelicula).
    Con lo que leo me surge la hipotesis que Hector al momento de quererse ir a dormir y como no pudo vio la torre donde estaba la maquina, fue y conocio al cientifico. Entonces le convencio que utilizaran para retroceder en el tiempo y asi pudiera dormi. Fue cuando todo empezo a salirse de control.... Perdon por el Espoiler pero lo necesitaba escribir.

    ResponderEliminar
  2. La pelicula es imposible de explicar racionalmente, no existe explicacion plausible. Esta basada según el principio de autoconsistencia de Novikov que considera que es imposible realizar una acción durante el viaje en el tiempo que conlleve a una paradoja del viaje en el tiempo,es decir,un cambio en el curso temporal.

    Hector 1 está visualizando desde sus prismaticos a una chica que se quita la camiseta en el bosque y posteriormente al acercarse la encuentra desnuda en una piedra. Esta acción de la chica la realiza porque Hector 2 la esta obligando a hacerlo, por tanto si hay un Hector 2 que hace esto es porque hay un Hector 3 anterior que provoca esta situacion, por tanto habrá un Hector 4, un Hector 5..... y asi sucesivamente se repetiria un bucle infinito de Héctores.

    ResponderEliminar